SEDE CONFETTIVirgilio 9E, Colonia Polanco III Secc C.P. 11550 CDMX
INFORMES AL55 73 97 11 82

HomeNace una Pasión

http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio19054-640x480.jpg

1905

Lo que hicieron Esteban Baglietto, Alfredo Scarpatti, Santiago Sana y los hermanos Teodoro y Juan Antonio Farenga aquel 3 de abril de 1905 no fue muy distinto a lo que por entonces hacían otros grupos de amigos por el resto de la Argentina para canalizar un incontenible fervor popular por el fútbol. Fundaban un club de fútbol.

La particularidad del caso fue que, sin saberlo, estaban creando el más grande de la Argentina. Uno que se volvería pasión de multitudes y también un gigante mundial. Como la reunión en la casa de Baglietto fue interrumpida por inoportunas visitas, la ceremonia de fundación siguió al aire libre, en un banco de la Plaza Solís, y allí se fijó el nombre, tomado prestado del barrio, más ese Juniors que le daba un toque de prestigio inglés tan acorde con la época.

Baglietto fue designado presidente. Y el 21 de abril de 1905, en el campo de juego de Independencia Sud, goleó 4-0 a Mariano Moreno en el primer partido de la historia. Un presagio de los tiempos por venir.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio19052.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio19053-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1905-7-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1905-5-chica.jpg

1925
LA GIRA POR EUROPA

Boca ya tenía nombre, un terreno donde jugar, un puñado de inmigrante italianos que empujaban con pasión, pero le faltaba un color que lo identificara. La indumentaria, por ese entonces, se resolvía como se podía y así fue como para los primeros partidos la hermana de los Farenga, Manuela, les cosió unos listones negros a una remeras blancas para que pudieran tener un juego de camisetas.

La única condición era que no fueran rojas y blancas por… Alumni, el equipo inglés que dominaba la época. Boca también usó un modelo celeste, jugó durante algún tiempo con otro de finas rayitas azules hasta que adoptó definitivamente el azul y amarillo inspirado en los colores de la bandera de un barco sueco atracado en La Boca.

Juan Bricchetto, que trabajaba en el puente por donde pasaban los vapores, trajo la solución del puerto. Primero fueron azules con una banda amarilla pero, para evitar confusiones con la dirección de la tira dorada, finalmente en 1913 se optó por esa franja dorada que hoy cruza por el pecho el alma de cada hincha de Boca.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1925-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1925-1-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1925-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1925-3-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1940-3-chica.jpg

1940
EL BAUTISMO DE LA BOMBONERA

Esta temporada dejó dos excelentes noticias para el mundo Boca: la inauguración de la Bombonera y la conquista de un nuevo título.

Atrás quedaba el peregrinaje de los primeros años y la modesta cancha con tribunas de madera en su sitio definitivo de Brandsen, Del Valle Iberlucea, Aristóbulo Del Valle y las vías del Ferrocarril Sud.

A la religión xeneize le faltaba su templo y ése llegó en 1940. La Bombonera, un sueño titánico que llevó adelante la CD encabezada por el Dr. Camilo Cichero, se inauguró el 25 de mayo con un 2-0 sobre San Lorenzo en un amistoso y fue una inyección clave para Boca, que ganó los 13 encuentros que disputó allí para consagrarse campeón.

Nacía una leyenda mundial que en 1952 agregaría una tercera bandera y la iluminación y en 1996 sumaría los palcos VIP. Ya era, a esa altura, un monumento del fútbol, de fama mundial, y cita obligada para turistas y fanáticos de cualquier latitud.

1963
EL DEBUT DE ROJITAS

La tarde del 19 de mayo de 1963 quedará marcada a fuego por los hinchas de Boca. En la Bombonera, y ante Vélez, se produjo el debut de Angel Clemente Rojas, un crack que dejó su sello por su juego desfachatado, su cintura prodigiosa y su habilidad sin igual.

Con los partidos, y los goles, y las gambetas, el pibe se ganó para siempre el apodo por el diminutivo de su apellido y se convirtió en uno de los ídolos más grandes del club.

En 1970 le hizo un gol a Central para ser campeón del Nacional y al año siguiente emigró al exterior. El increíble Rojitas obtuvo cinco títulos y dejó una marca imborrable en la memoria del hincha de Boca.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1965-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1965-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1965-3-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1965-5-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1969-1-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1976-1-chica.jpg

1976
EL INOLVIDABLE TOTO LORENZO

Cuando Juan Carlos Lorenzo llegó en 1976 y dio los nombres que quería como refuerzos todo el mundo lo miró extrañado. El Loco Hugo Gatti, Francisco Sá, Rubén Suñé, Carlos Veglio y Mastrángelo ya tenían un largo recorrido en el fútbol, pero el tiempo le dio la razón al Toto al sumar tantos experimentados.

Un golazo del Chino Benítez ante Huracán, uno de los aspirantes al título, en cancha de River, fue clave para que Boca se llevara el Metropolitano. Pero el Nacional fue, sin dudas, la frutilla del postre. Porque se consiguió nada menos que ante River, en la única final que protagonizaron mano a mano, en la cancha de Racing. Rubén Suñé jugó rápido un tiro libre para clavarlo en el ángulo,mientras el arquero de River Ubaldo Fillol acomodaba la barrera, y la avivada valió un campeonato.

Los hinchas más veteranos todavía le cuentan a sus hijos y nietos aquella noche de hazaña en Avellaneda. Inolvidable.

LA PRIMERA LIBERTADORES

Entre las brumas y el frío de aquella noche de mágica del 14 de septiembre en Montevideo, en el mítico Centenario que albergó el primer Mundial, nació la leyenda copera de Boca. El Loco Gatti voló hacia su izquierda, rechazó el penal de Vanderley y Boca se consagró campeón de

América por primera vez en su historia. Fue ante el Cruzeiro de Brasil, después de un triunfo por 1-0 para cada uno de local, y de ese tercer partido que fue 0-0 y en los penales concretó un sueño que se postergaba desde aquella final perdida ante el Santos de Pelé en 1963.

Boca dejó en el camino a River, Defensor, Peñarol, Libertad y Deportivo Cali. Llegó invicto a la final ante el temible Cruzeiro, el último campeón, que tenía varios jugadores de la Selección.

En la Bombonera, fue 1-0 para Boca con gol de Carlos Veglio, pero tras la derrota en Belo Horizonte hubo que llegar al tercer juego, que Boca jugó con camiseta blanca, y que consagró a Gatti como ídolo eterno en aquel décimo penal.

Era la primera estrella internacional. Vendrían muchas más.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1977-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1977-1-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1977-3-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1978-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1978-5chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1981-2-chica.jpg

1981
MARADONA ES DE BOCA

Boca rompió el mercado de pases con la contratación de ese crack de Argentinos que ya insinuaba un futuro inmenso y que, además de confesarse hincha de Boca, ya conocía la gloria de ser campeón con el Juvenil en 1979.

A la llegada de Diego se sumó la de Miguel Brindisi decisivo para lograr el torneo Metropolitano. Boca ganó 20 partidos, empató 10 y perdió tan sólo cuatro. Y en el medio, en una lluviosa noche del 10 de abril, aplastó 3-0 a River con Maradona como figura principal y un gol inolvidable a Fillol.

Aquel título significó el comienzo de la relación entre Boca y Diego. Luego, sería vendido al Barcelona y volvería 14 años después…
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1992-1-chica.jpg

UN EQUIPO MAESTRO

El título del Apertura 1992 fue un desahogo inmenso. Los éxitos internacionales no habían alcanzado para saciar a un hincha que desde 1981 tachaba años sin dar vueltas olímpicas en el plano local. Boca se sacó la espina tras 11 años sin festejos domésticos y con aquel empate en la última fecha ante San Martín de Tucumán desató la celebración en la Bombonera.

El equipo dirigido por el uruguayo Oscar Tabárez y liderado futbolísticamente por el Beto Márcico cosechó 10 victorias, siete empates y dos derrotas, incluido el triunfo a River en el superclásico por 1-0 con gol de Sergio “Manteca” Martínez. Además, pudieron quitarse la bronca de la final perdida un año antes contra Newell’s, cuando luego de obtener el Torneo Clausura 1991 (los rosarinos habían conquistado el Apertura 1990), perdieron y se quedaron sin lauro oficial. El equipo del Maestro se ganaba merecidamente su lugar en la historia.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1992-2-chico.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1992-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1992-5-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1992-3-chica.jpg

LA ERA MACRI

El 6-4 recibido contra Racing en la mismísima Bombonera no significó sólo una tristeza futbolística y la bronca por la pérdida del campeonato en aquel Torneo Apertura (a partir de ahí, el equipo-que llevaba seis puntos de ventaja cuando faltaban cinco jornadas- se cayó y el título lo conquistó Vélez) si no también la tarde en la que Mauricio Macri llegó a la presidencia de Boca.

En aquel año, convulsionado por el regreso de Diego Maradona tras 14 temporadas, se inició el ciclo de la década dorada, con dificultades varias en los primeros dos años de gestión hasta la estabilización deportiva total a partir de 1998 con el arribo de Bianch.

Macri impulsó la modernización de la institución y fue el presidente que remodeló la Bombonera. Sus 12 años al mando del club otorgaron el vigor necesario para ingresar con firmeza a los nuevos tiempos.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1995-1-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1996-1-chica.jpg

1996
LA LEYENDA ROMÁN

La tarde del 10 de noviembre de 1996, con un 2-0 a Unión en la Bombonera, marcó el estreno de Juan Román Riquelme con la azul y oro.

Ese chico con tanta timidez como pecas se convertiría, con los años, en una leyenda. Tan determinante que le quitó el récord a Silvio Marzolini y se transformó en el futbolista con más partidos en la Bombonera. O en el patio de su casa, como le gusta denominar al estadio en el que fue protagonista de grandes hazañas.

Los primeros títulos con Carlos Bianchi, las Copa Libertadores, la final contra Real Madrid en Tokio, los superclásicos, los goles, las miles de asistencias… Riquelme es sinónimo de Boca.

“Nací bostero y voy a morir bostero”, repite a menudo. Nadie lo duda.

EL VIRREY DE LA BOCA

Luego de seis años sin éxitos oficiales, Boca pudo festejar de la mano de Carlos Bianchi. En julio de 1998 comenzó el mejor ciclo de la historia y el Virrey se transformó en el entrenador más ganador del club.

En su primer campeonato armó un equipo demoledor y arrasó con el título de manera invicta (13 triunfos y 6 empates). El Virrey potenció a Riquelme y le dio rodaje a una dupla histórica formada por Guillermo y Palermo, que convirtió 20 goles en aquel Apertura 98 y fue todo un récord en torneos cortos.

Ese equipo implacable, demoledor, que parecía invulnerable, realmente lo fue ya que estuvo 40 partidos sin perder y, con la repetición en el Clausura 99, sumó otro bicampeonato. Bianchi iniciaba así su camino a la inmortalidad.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1998-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1998-3-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1998-5-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1998-6-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio1998-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2003-4-chica.jpg

2003
BIANCHI VOLVIÓ CON GLORIA

Tras un año sin títulos, el regreso de Bianchi devolvería la gloria. Y por triplicado. Sin el aura de Riquelme, pero con la eléctrica aparición de Carlos Tevez, Boca deslumbró en la Copa Libertadores y en la final apabulló a Santos, de Brasil, con un global de 5-1.

Los últimos siete partidos los ganó de manera consecutiva, tras un traspié en la ida de los octavos de final contra Paysandú de Brasil. En la segunda parte del año tampoco habría relajación. Y se repetiría la fórmula de 2000. Hubo conquista del campeonato local con una performance estupenda (11 triunfos, 6 empates y 2 derrotas) y el aporte de Fabián Vargas y el brasileño Pedro Iarley. Y el 14 de diciembre el segundo ciclo del Virrey alcanzaría el éxtasis total.

Otra vez en Japón, y ante un poderoso como el Milan de Italia, se erigió en campeón del mundo. Luego del 1-1 en los 120 minutos (gol de Matías Donnet), Roberto Abbondanzieri se recibió de ídolo en los penales. Le atajó a Pirlo y a Costacurta (Seedorf desvió uno) y Boca se consagró.

Otro año increíble. De nuevo, Tokio a sus pies.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2003-1-chica-1.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2003-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2003-3-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2003-6-chica.jpg

2007
LA SEXTA LIBERTADORES

El año comenzó con una bendición. Tras cuatro años y medio en Europa, Juan Román Riquelme volvió en su máxima plenitud. Fue un regalo de seis meses que sirvió para levantar otra Copa Libertadores.

Bajo la conducción de Miguel Russo, aquel equipo juntó futbolistas de botines sensibles (Banega, Riquelme, Palacio) y con un nivel superlativo de Román se paseó por el continente con un fútbol de alto vuelo.

En la final, vapuleó a Gremio de Brasil con un global de 5-0. En diciembre, sin embargo, apareció una tristeza. Sin Riquelme (debió regresar a Villarreal de España), el equipo cayó en la final del Mundial de Clubes contra Milan por 4-2 (goles de Palacio y Ambrosini, en contra) y así los italianos se tomaron revancha de la derrota de 2003. Aquel partido significó el adiós de Miguel Russo.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2007-8-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2007-1-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2007-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2007-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2007-5-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/2011-1-chica.jpg

2011
EL ADIÓS DEL MÁXIMO GOLEADOR

La historia de amor y goles empezó en 1997 y se terminó un 18/6/2011 en la cancha de Gimnasia y Esgrima La Plata. Allí Martín Palermo se despidió oficialmente del fútbol y le dijo adiós a una carrera emblemática y que quedó grabada a fuego en la retina de los hinchas.

Con 236 goles en 404 partidos disputados, el Titán se transformó en el máximo goleador de la historia de Boca. Luego de su salida, en el segundo semestre del año, el conjunto de Falcioni gestó su camino al título invicto con 11 puntos de ventaja sobre el escolta.

Una campaña impecable que incluyó 12 victorias y siete empates. En el cierre del año, el club tuvo novedades en el ámbito institucional: en las elecciones que se celebraron el 4/2, y con un récord de casi 25.000 votantes, Daniel Angelici se erigió en nuevo presidente de la institución para darle continuidad a un proyecto de moderna gestión.

2013
EL VIRREY, PARTE III

Carlos Bianchi, el técnico que se transformó en mito, volvió una tarde de fines de 2012, tras ponerle punto final a la siesta que dormía el entrenador y ponerse de acuerdo con el presidente Daniel Angelici en unas pocas charlas.

En la Bombonera fue recibido por una multitud en su presentación. El inicio de 2013 marcó formalmente el tercer regreso de Carlos Bianchi a Boca.

El técnico más ganador de la historia asumió formalmente sus funciones el 5 de enero y ya en esa cálida mañana se empezó a gestar el motor del nuevo ciclo.

Su vuelta significó también el reencuentro con Juan Román Riquelme y la consolidación de esa dupla, uno desde afuera y otro desde adentro, que tantas alegrías dio entre 1998 y 2001. Juntos, con más años y más batallas acumuladas, iniciaron un último sueño.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/2011-1-chica-1.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2015-1-chica.jpg

2015
LA VUELTA DE TEVEZ CON DOS TITULOS

Tras un irregular 2014, Boca comenzó con el pie derecho un 2015 que proporcionaría muchas alegrías. El año comenzó con un triunfo ante Vélez y la clasificación a la Copa Libertadores, y continuó con un paso firme en el renovado torneo largo de 30 equipos.

Las incorporaciones de Lodeiro, Peruzzi y Pablo Pérez, entre otros, le dieron un salto de calidad a un plantel que le ganó por 2-0 a River en la Bombonera para llegar a lo más alto de la tabla.

En la segunda parte del año, y con la incorporación del ídolo Carlos Tevez, Boca dio un salto de calidad. Le ganó a River en el Monumental con un gol de Lodeiro, recuperó la punta y no la largó más. La vuelta olímpica llegó una fecha antes del final, en el 1-0 contra Tigre.

Boca coronó el año con una nueva estrella: ganó los seis partidos de la Copa Argentina, 2-0 a Rosario Central en la final, y se quedó con el trofeo por tercera vez en su historia. A su vez, Daniel Angelici fue reelecto en una elección histórica con la participación de 26 mil socios donde el presidente se impuso con el 43.87% de los sufragios (11.421).

Además, pese a los vaivenes económicos del país, el club inició la construcción de un Centro de Entrenamiento en el predio de Ezeiza para las divisiones inferiores que es la obra más trascendente de los últimos 20 años de la institución.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2015-2-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2015-3-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2015-4-chica.jpg
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2015-5-chica.jpg

2016
QUE DE LA MANO DEL MELLIZO…

El Vasco se fue de Boca en febrero de 2016, y el club le abrió las puertas a uno de sus máximos ídolos de la historia reciente: Guillermo Barros Schelotto. El Mellizo en lo futbolístico enderezó el rumbo del equipo y lo llevó a la semifinal de la Copa Libertadores, después de cuatro años.

En el plano institucional Boca siguió sumando obras que jerarquizan el club y permiten una preparación de alto rendimiento a la altura de los mejores clubes del mundo. El presidente Daniel Angelici inauguró el gimnasio exclusivo para la Primera que lleva el nombre Julio Santella, en el Centro de Alto Rendimiento Gatorade, y también una sala de prensa en el complejo Pompilio con tecnología y comodidades de primer nivel.

Sumando la adquisición de los terrenos de Casa Amarilla con el objeto de desarrollar un espacio para el esparcimiento y las actividades sociales de socios y vecinos del barrio de La Boca.
http://bocajuniorsmexico.com/wp-content/uploads/2018/05/anio2016-1-chica.jpg

ASOCIATE A LA PEÑA